LA PRODUCCIÓN INDUSTRIALIZADA DE CARNE

La producción industrializada de carne no solamente es el origen de mucho sufrimiento de animales, sino también afecta nuestra salud y el medio ambiente.

Luego de la publicación de fotos chocantes de algunos establos, muchos alemanes están dispuestos a pagar un precio más alto por la carne, si los animales viven en mejores condiciones.

La organización alemana BUND (Red de Protección de Medio Ambiente y Naturaleza) ha creado una guía para mejorar dichas condiciones, y para crear las condiciones políticas y financieras para lograr un cambio.

Para los consumidores, todavía es difícil conseguir información confiable sobre el origen de la carne. La política debe crear las normas pertinentes.

El 20 de Enero 2018 habrá una manifestación en Berlín, con el fin de impactar las actuales negociaciones para formar un nuevo Gobierno federal.

En Costa Rica, la situación es peor.

Casi nadie sabe de las condiciones en las instalaciones de PIPASA / desde 2011 de la transnacional CARGILL.

Casi nadie sabe de las condiciones en la porcicultura.

El ganado, lo vemos aparentemente feliz en sus corrales.

Desde el 30 de junio de 1977 está prohibido en España el uso de hormonas en ganadería, bien naturales o artificiales, con fines que no sean estrictamente terapéuticos o de corrección de comportamientos de la producción animal», han manifestado a EL PAIS fuentes autorizadas del Ministerio de Agricultura

Qué sabemos sobre el uso de estimulantes de crecimiento: hormonales, naturales e ionóforos en Costa Rica ?

La deforestación relacionada con la expansión de la ganadería, durante varias décadas del Siglo XX, ha tenido un fuerte impacto en el cambio climático.

Otros factores como la producción de alimentos para pollos, cerdos y ganado, la emisión de gases etc. Influye también en el cambio climático.

Al igual que en Alemania, es urgente que el consumidor tenga acceso a la información. Tenemos el derecho de saber qué comemos y cómo ha sido producido.

Klaus Beisswenger, San José 17.01.2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *